Superposición del sitio

Los Doce Pasos

El asistir a las reuniones nos ayuda a encontrar una nueva vida, pero el verdadero trabajo de Recuperación se encuentra descrito en los denominados Doce Pasos.

En nuestras reuniones aprendemos a integrar a traves de las experiencias de nuestros compañeros los Doce Pasos en nuestra vida.

Los Doce Pasos nos llevan a una transformación espiritual, conduciéndonos hacia un alivio y liberación POR FIN de nuestra adicción.

La experiencia de miles de adictos en recuperación en el mundo nos dice que debemos estar dispuestos  a hacer lo que sea necesario para lograr la abstinencia de nuestra conducta sexual adictiva y conseguir así una vida sexual plena, sana y saludable.

Los Doce Pasos nos lleva a enfrentarnos a nuestros problemas de forma honesta y nos conduce a un despertar que denominamos espiritual porque es ahí, en lo más profundo de nuestra alma donde se produce el cambio necesario para liberarnos de nuestro problema.

Los Doce Pasos de ASA

1. Admitimos que éramos impotentes ante nuestro comportamiento sexual adictivo, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

2. Llegamos a creer que un Poder Superior a nosotros mismos podía devolvernos el sano juicío.

3. Decidimos poner nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios tal y como lo concebimos.

4. Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.

6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de todos nuestros defectos de carácter.

7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos hecho daño y estuvimos dispuestos a repararlo.

9. Reparamos el daño causado directamente a aquellas personas siempre que nos fué posible.

10. Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

11.  Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios como nosotros lo concebimos pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diera la fortaleza para cumplirla.

12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a otros adictos sexuales y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.